Así avanzan los proyectos de vacuna contra el coronavirus

– En total son 17 las iniciativas para encontrar un método de inmunización que permita frenar la pandemia. La OMS ha advertido que ninguna está lista para funcionar de inmediato.

La vacuna contra el coronavirus parece ser la única forma en la que la enfermedad de COVID-19 sea totalmente controlada en el planeta, en una verdadera carrera contra el tiempo que se cruza con los ensayos, errores y experimentos que deben concretarse lo antes posible.

Con el distanciamiento social, uso de mascarillas y lavado de manos como los únicos elementos conocidos hasta ahora para detener la propagación del SARS-CoV-2, el hallazgo de una inyección que proporcione una inmunidad duradera es clave para encontrar una luz al final del túnel de la pandemia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha tenido visiones encontradas por los cerca de 17 proyectos vigentes en el mundo. Aunque en algún momento ha existido optimismo sobre la disponibilidad de una vacuna contra el coronavirus durante este año, también hay muestras de pesimismo.

“Sería poco inteligente predecir cuando una vacuna estará lista”, señaló hace algunos días el director de emergencias sanitarias del organismo, Mike Ryan, quien reiteró que por ahora no hay ningún proyecto que esté listo para su distribución.

En ese escenario, hay tres laboratorios que están avanzados en sus fases de pruebas. A estos se sumaron otros que también buscan adelantarse en la lucha por frenar la enfermedad.

Vacuna de Moderna

Este proyecto es liderado por la empresa estadounidense Moderna y muestra avances promisorios en su desarrollo. En mayo pasado anunció que había presentado resultados positivos en 40 individuos, los que generaron anticuerpos para el SARS-CoV-2.

Desde entonces la experimentación pasó a la fase II y en el mes de julio entrará a la fase III, donde será probada directamente en un grupo de 30 mil personas.

Una de las dificultades de estas vacuna contra el coronavirus ha sido la tensión que existe entre el laboratorio y el gobierno federal de Estados Unidos (que aportó casi 500 millones de dólares para su desarrollo), ya que la falta de experiencia del laboratorio y algunas discusiones con las autoridades han complicado las cosas.

AstraZeneca-Oxford

Es el segundo de los tres proyectos más avanzados en la inmunización contra el COVID-19. Se trata del que realiza la empresa AstraZeneca en conjunto con la Universidad de Oxford, en Reino Unido.

El 17 de junio pasado, Daniel Prieto-Alhambra, profesor de farmacoepidemiología de la casa de estudios británica, entregó una declaración esperanzadora sobre el desarrollo la fase III de las pruebas. “El grupo de investigación espera poder tener los resultados testados en pacientes para octubre o noviembre, y si todo va bien, se podría comercializar a finales de año”, expresó.

A inicios de julio algunos encargados del proyecto afirmaron que la vacuna entrega “la respuesta inmune correcta” contra el coronavirus, pero reconocieron que aún no hay una fecha concreta para la distribución, la que se podría realizar de forma rápida debido a que las inyecciones ya se están elaborando.

Vacunas chinas

El otro trabajo que ha mostrado un avance importante es el proyecto desarrollado por el Instituto de Biotecnología de Pekín y la compañía Cansino Biologics de China. En mayo pasado, los voceros del proyecto afirmaron que la vacuna fue aplicada en 108 personas sanas, a las que se les detectó anticuerpos a los 14 días.

Adicionalmente, la compañía Sinovac ha anunciado la creación de su propia vacuna. Durante esta semana, sus encargados informaron que iban a iniciar la fase final de ensayos. Esta inmunización sería una de las que se probaría en Chile.

Proyecto alemán-estadounidense

El laboratorio estadounidense Pfizer y la compañía alemana BioNTech también se sumaron a los esfuerzos para tener una vacuna contra el coronavirus.

A inicios de julio, las empresas afirmaron que los resultados iniciales de sus pruebas eran “alentadores”, observando que la mayoría de los sujetos que participaron de las pruebas adquirieron anticuerpos sin tener mayores efectos secundarios.

Johnson & Johnson

La reconocida empresa de productos farmacéuticos de Estados Unidos afirmó que estaba trabajando en una vacuna, la que será probada en humanos a partir de julio.

Las pruebas en Rusia

Rusia también comenzó los experimentos y pruebas para tener una vacuna contra el coronavirus, según las autoridades del Kremlin.

A mediados de junio, los encargados de los proyectos adelantaron que se habían probado en humanos dos distintos métodos de inmunización, cuyos resultados se podrían conocer a lo largo de las próximas semanas.

El esfuerzo de México

México, uno de los países más afectados con la pandemia en Latinoamérica, también quieren tener una vacuna. Será un equipo de investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) el que trabajará en los próximos meses para encontrar un método eficiente para detener la propagación del virus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *