Quiénes están a un paso de construir los primeros ventiladores mecánicos

– Tanto la U. Católica como la U. de Chile están probando sus creaciones, que según afirman, durante las próximas dos semanas podrían ser autorizadas por el ISP.

El número de ventiladores mecánicos en Chile y si estos serán suficientes para atender a la población cuando alcancemos el peak del coronavirus -proyectado para comienzos de mayo-, ha sido un tema recurrente. Para asegurar disponibilidad, el ministro de Salud Jaime Mañalich reveló el 3 abril que se está trabajando en construir estos implementos en nuestro país.

Con esta tarea en mente el Ministerio de Ciencias Tecnología, Conocimiento e Innovación lleva más de 10 días buscando y probando a la instituciones capacitadas para construir los ventiladores mecánicos, basándose en modelos de emergencia compartidos por instituciones internacionales como la Oxygen Proyect de España y el Instituto Tecnológico de Massachusetts en Estados Unidos.

Así, y tal como contó el ministro de Ciencias, Andrés Couve, a EL DÍNAMO ellos se encargan de “velar para asegurar una normativa de calidad única al momento de construir los ventiladores”.

“Hemos estado en contacto con quienes están desarrollando distintas soluciones desde universidades nacionales, extranjeras, de empresas y el mundo de la innovación para vincular estas iniciativas con el Ministerio de Salud para efectos de certificación y con Corfo para temas de producción“, precisó sobre el proceso.

Hasta el momento han creado sus primeros prototipos algunas casas de estudio como la U. de Concepción, U. Católica, U. de Chile, entre otras, así como también la Fábrica de Maestranzas del Ejercito (Famae) y Astilleros y Maestranzas de la Armada (Asmar). Estos organismo primero deberán ser ratificadas por el Instituto de Salud Pública (ISP) antes de comenzar la producción.

En la U. Católica recibirían la autorización en semanas

Quienes están más cerca de la producción de ventiladores son los estudiantes y académicos de la U. Católica, desde donde esperan estar produciendo en serie estos ventiladores mecánicos en mayo, pues, están a sólo semanas de iniciar la certificación por parte del ISP.

Según afirmaron a EL DÍNAMO, transcurrido este tiempo contarán con una línea de ensamblaje en el Centro de Innovación de la universidad.

Hasta el momento en la Universidad Católica han elaborado cinco ventiladores construidos con piezas de acero inoxidable, para lo que han debido trabajar hasta 18 horas diarias. Uno ya fue probado en un pulmón artificial con excelentes resultados. Los otros serán testeados esta semana.

U. de Chile también va por la certificación

Otra casa de estudios que se podría sumar a la solicitud de certificación es la U. de Chile, desde donde aseguraron estar “en una etapa avanzada de pruebas”.

El prototipo de ventilador mecánico de la U. de Chile fue desarrollado por académicos y estudiantes del departamento de Ingeniería Eléctrica e Ingeniería Mecánica, así como también, por ingenieros e investigadores del laboratorio Fablab y del Centro Avanzado de Tecnología para la Minería (AMTC).

Según contó uno de los encargados del proyecto, James McPhee, “estamos listos para probar nuestro prototipo en condiciones más exigentes, con un pulmón artificial, que permita simular escenarios más realistas de operación”.

“Para ello, un equipo de médicos de la Universidad de Chile, nos entregarán un pulmón artificial para que las pruebas sean semejantes a las condiciones de la vida real. También estamos listos para realizar pruebas de resistencia del equipo, es decir, de operación por tiempos prolongados”, continuó.

Por último, al cumplirse los requisitos que exigen las autoridades de la salud en Chile vendrá una fase final de prueba, donde resolverán un diseño sólido del equipo para ser reproducido a gran escala y planificar las fases intermedias de producción masiva. Con todo aseguran que estarán en condiciones de construir los ventiladores en las próximas tres semanas.

¿Qué deben tener los ventiladores para pasar la prueba?

Sobre la certificación que deberán pasar los prototipos en el Instituto de Salud Pública, Alejandro Bruhn, médico de la U. Católica y miembro del comité de la Sociedad Chilena de Medicina Intensiva que colabora con el ISP en establecer estándares mínimos de los equipos, detalló a EL DÍNAMO qué parámetros se considerarán durante el proceso.

Según contó el especialista en ventilación mecánica, en un principio la OMS sólo consideraba como válidos los estándares de los ventiladores mecánicos comerciales, sin embargo, con la fuerte propagación del coronavirus, desde Europa y Estados Unidos crearon manuales específicos para construir equipos de emergencia, mismos que ahora se usarán en Chile.

“Estamos estableciendo estándares un poco más básicos que permitan resolver la emergencia de un paciente que requiere ventilación mecánica por algunos días. Por otro lado, exigimos que sean razonablemente seguros de manera que el personal pueda conectar a un paciente al ventilador y estar tranquilo de que el ventilador va a funcionar y que sus alarmas van avisar en caso de un problema”, explicó Bruhn.

También contó que a los prototipos desarrollados por diferentes instituciones se les exigirá que “puedan asistir al paciente durante la etapa más aguda de la enfermedad, donde estará sedado profundamente, y por lo tanto, deja de hacer esfuerzo respiratorio y el respirador se debe hacer cargo por completo de la ventilación de los pulmones”.

Para ello afirmó que se establecen ciertos rangos de presión, volumen y de concentraciones de oxígeno a la hora de construir los ventiladores en Chile.

“Un ventilador comercial tiene seis modalidades de funcionamiento, aquí pedimos uno básico que sirva para las primeras semanas de un paciente grave. Los fabricados en Chile deberán cumplir con hasta el 95% de las capacidades respiratorias de un respirador tradicional”, concluyó el especialista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *