Hyundai anuncia imposibilidad de seguir con obras del Puente Chacao

La empresa surcoreana acusó «mala fe» por parte del MOP y «falta de seguridad jurídica»

 

La empresa surcoreana Hyundai Engineering & Construction acusó tratos abusivos del Ministerio de Obras Públicas (MOP) y falta de seguridad jurídica para seguir adelante con la construcción del Puente Chacao, por lo que, anunciaron, se ven en la imposibilidad de continuar con las obras

A través de un comunicado, la compañía -la única que participa en el proyecto- declaró que «por primera vez en la historia de Hyundai, después de tres años de conversaciones, espera y reiterados compromisos incumplidos, la empresa se ha visto en la imposibilidad de continuar las obras sobre el Canal de Chacao», que conectará a la Isla Grande Chiloé con el territorio continental chileno.

 

En el texto, explicaron que «aunque el MOP aprobó en diciembre de 2018 el proyecto de ingeniería definitivo, no cumplió con su compromiso de formalizar contractualmente los cambios al proyecto y compensar los mayores costos asociados a los cambios ordenados».

«En el presente mes de diciembre los representantes de CPC (Consorcio Puente Chacao, cuyo accionista controlador es la empresa surcoreana) se reunieron con el equipo del MOP y su asesor legal externo, quienes informaron a la empresa que, contradiciendo todo lo comprometido anteriormente, no se formalizarían los cambios al proyecto, ni se compensarían los mayores costos», añaden en el texto.

Por ello, sostuvieron que «el incumplimiento de los compromisos contraídos por parte del MOP, la mala fe con que se han llevado adelante las conversaciones, el perjuicio injusto que de ello se deriva y la completa inseguridad jurídica que se instala como consecuencia, llevaron a CPC a la conclusión que es imposible, en estas condiciones, continuar con las obras».

Además, la empresa lamentó especialmente «los efectos que esta situación, totalmente ajena a su responsabilidad y contraria a su voluntad, traerá a los trabajadores y a los habitantes de Chiloé, que perderán sus empleos en un momento muy difícil, así como la frustración de la esperanza de conectividad que representaba esta obra, la más importante e la historia de Chile en su categoría».

Falta llegar a acuerdos

David Barra, presidente de la Cámara de Comercio de Ancud, hizo un llamado a que tanto el MOP como Hyundai se sienten a conversar y solucionar el problema.

«Las partes tienen que sentarse a conversar. El adelanto que lleva el puente es significativo, por tanto, a esta altura que se vaya abajo -que no lo creo así- un proyecto de esta embergadura» es grave, sostuvo Barra.

El líder del organismo enfatizó: «falta madurar, falta conversar y falta llegar a acuerdos».

El puente significa un despilfarro de fondos públicos

En tanto, el dirigente de la agrupación Defendamos Chiloé Álvaro Montaña aseguró que hay una «amplia mayoría de chilotes que estamos sumamente felices con esta noticia, porque ese puente para nosotros significaba un despilfarro de fondos públicos»

El puente «era totalmente innceserio para el desarrollo territorial de Chilioé. Siempre hemos dicho que lo que necesita Chiloé es mayor conectividad interna, mayor resolutividad del sistema de Salud, mayor complejidad del sistema educacional y sobretodo actividades económicas impulsadas por el Estado».

«Esos fondos públicos del puente se podrían haber ocupado siempre en estas otras prioridades históricamente postergadas de Chiloé, y no en un puente que, además, estaba vinculado a corrupción internacional», enfatizó.

 

 

Fuente: Cooperativa.cl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *