Conecta con nosotros en redes

Quellón

Quellón: revierten decisión de juez que envió a su casa a micrero ebrio que mutiló piernas a 2 trabajadores del aseo.

Publicado

el

PUERTO MONTT/QUELLÓN (La Opinión de Chiloé) — De manera unánime, durante este viernes la Corte de Apelaciones de Puerto Montt revirtió la decisión del juez de garantía de Quellón que durante este jueves había dejado sin efecto la medida cautelar de prisión preventiva en contra de un imputado que estando ebrio, habría protagonizado en agosto de 2021 un violento accidente de tránsito que dejó a dos trabajadores del aseo con riesgo vital y sus extremidades inferiores mutiladas en la ciudad puerto.

Para la Fiscalía local, esta decisión habría sido errónea, por lo que apeló entendiendo que, a su juicio, existirían antecedentes más que suficientes para entender que la libertad del imputado constituiría un peligro para la seguridad de la sociedad.

Esta conclusión del persecutor penal se fundaría en la dinámica de lo ocurrido el día del accidente —29 de agosto de 2021—, cuando alrededor de las 20.10 horas, el imputado habría conducido en estado de ebriedad el minibús por Avenida Juan Ladrilleros de Quellón impactando, al llegar a la intersección con Avenida La Paz, en la parte trasera de un camión recolector de residuos domiciliarios hiriendo de gravedad a dos trabajadores que se encontraban en un costado del señalado camión.

Respecto a la víctima J.B.O.U. «resultó con deformidad y aplastamiento severo de ambas extremidades inferiores, Schock Hipovolémico, Lesiones Graves, según Certificado de Lesiones del Hospital de Quellón», mientras que respecto a la víctima C.A.V.B. «resultó con extremidad inferior izquierda amputada completa altura de rodilla, corte limpio, con torniquete, sangrado moderado, lesiones clínicamente Graves, según Informe de Lesiones del Hospital de Quellón», se argumentó cuando se realizó la formalización respectiva.

Así las cosas, la decisión del juez de Quellón fue dejada sin efecto por la Corte de Apelaciones de Puerto Montt, señalando que «el mérito de los antecedentes y de lo expuesto en la audiencia por los intervinientes, (…) se aprecia que la libertad del imputado constituye un peligro para la seguridad de la sociedad, atendida la gravedad de la conducta que se reprocha, la circunstancia de conducir un minibús en ejercicio de su oficio de conductor y las penas asignadas al delito, se revoca la resolución apelada, de fecha cuatro de agosto del año en curso, pronunciada por el Juez del Juzgado de Letras y Garantía de Quellón don Pablo Enrique Farfán Kemp y, en su lugar, se dispone la medida cautelar de prisión preventiva respecto del imputado José Miguel Garrido Flores».

FUENTE: LA OPINION DE CHILOE.

Ancud

Sismos en Ancud (6,0 Mww) y Quellón (3,4 ML) sorprenden a varias regiones.

Publicado

el

ANCUD/QUELLÓN (La Opinión de Chiloé) — Dos sismos de distinta magnitud se registraron durante las últimas horas en la costa océanica de la Provincia de Chiloé, siendo el primero de ellos calificado como de mediana magnitud y el segundo como de menor magnitud.

De acuerdo a información recopilada por La Opinión de Chiloé, el primero se registró a las 19.53 hora local (UTC-03:00) a 146 kilómetros al oeste de la comuna de Ancud, reportándose una magnitud de 6,0 Mww según el Centro Sismológico Nacional (CSN) y de 6,1 de acuerdo al Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS).

La diferencia de mediciones entre ambas instituciones podría radicar en que el organismo estadounidense informó un margen de error de alrededor de 0,044 y porque sus datos fueron actualizados una hora después del sismo en virtud de las 49 estaciones de monitoreo que utilizó para sus datos.

Adicionalmente, se debe mencionar que el Centro Alemán de Investigación de Geociencias (GFZ) indicó que la intensidad fue 6,0 (Mw) tras corregir manualmente el registro automático de sus sistema de monitoreo que informó 6.1 (Mw).

El CSN indicó que el movimiento ocurrió a unos 14 kilómetros de profundidad, mientras que momentos después la Oficina Nacional de Emergencia (ONEMI) señaló que fue perceptible entre las regiones de Los Ríos y Aysén del General Carlos Ibáñez del Campo.

Usando la escala de Mercalli, las mayores intensidades en la isla Grande se reportaron en Ancud, Castro, Queilen, Quemchi y Quinchao, marcando V (poco fuerte), misma que se repitió en Valdiva, Calbuco, Chaitén, Frutillar, Maullín y Puerto Montt, entre otras. Esta escala mide la forma en que las personas percibieron el movimiento.

Desde el SHOA (Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada de Chile) se detalló que el sismo no reunió las condiciones para generar un tsunami en las costas chilenas.

Cabe mencionar que de acuerdo a información preliminar proporcionada por la Dirección Regional de ONEMI Los Lagos, en base a los antecedentes indicados por el Director Comunal de Gestión del Riesgo de la comuna de Castro, se reportaron daños por evaluar en infraestructura del cuartel de la Tercera Compañía del Cuerpo de Bomberos de dicha ciudad, ubicado en la Población Juan Soler Manfredini.

Por otro lado, el segundo sismo se registró en horas de la madrugada, a las 05.09 hora local (UTC-03:00) a 154 kilómetros al oeste de la comuna de Quellón, reportándose una magnitud de 3,4 (ML) según el Centro Sismológico Nacional (CSN).

En este caso, el CSN aseveró que el movimiento ocurrió a 35 kilómetros de profundidad, sin informarse novedades.

Seguir Leyendo

Quellón

Quellón: mujer queda desfigurada y apuñalada tras atroz ataque de expareja. Niñita gritó por ayuda

Publicado

el

QUELLÓN (La Opinión de Chiloé) — Un atroz hecho de violencia de género contra una mujer se está investigando en la comuna de Quellón luego que durante la madrugada de este viernes, una madre fuera golpeada y apuñalada salvajemente por quien sería su exconviviente, quedando con lesiones de gravedad.

De acuerdo a información preliminar recopilada por La Opinión de Chiloé, los hechos habrían ocurrido en pleno sector urbano cuando el imputado, identificado como Rigoberto Alexander Alvarado Águila (34 años), se habría enfrascado en una discusión con quien fuera su expareja para proceder a golpearla de pies y puños en distintas partes del cuerpo, además de apuñalarla, todo mientras su pequeña hija de 7 años le rogaba que la dejara tranquila.

El caso ha causado conmoción no sólo por el nivel de violencia de quien sería el agresor, sino porque lo hizo en frente de la menor a pesar de sus gritos. «El guatón Rigo le rebanó la oreja y la dejó como un mostruo a patadas… siempre le pegaba pero una no se puede meter en relaciones ajenas» decía una residente del sector.

Sin embargo, en este caso fueron los propios vecinos quienes alertaron a funcionarios de la 6ª Comisaría de Carabineros de Quellón, los que se constituyeron en la vivienda y, al constatar flagrancia, ingresaron a la propiedad para detener todo.

Fue ahí que se encontraron con la mujer en el suelo ensangrentada, su pequeña hija a su lado pidiendo ayuda, y al presunto agresor parado a un costado con sangre en sus vestimentas y aparentemente portando un cuchillo.

La mujer fue inmediatamente auxiliada por personal policial en la misma propiedad ubicada en calle Ignacio Carrera Pinto, procediendo a la detención del antisocial quien en medio de insultos, alegaba que los denunciaría porque le estaban «violando los Derechos Humanos» y que entraron a la casa «sin pedirle permiso».

Una ambulancia del Servicio de Atención Médica de Urgencia (SAMU) llegó al lugar para estabilizar a la víctima y trasladarla al Servicio de Urgencia del Hospital de Quellón, donde fue ingresada como paciente en estado grave y con prediagnóstico de fracturas múltiples en el cráneo.

En cuanto a la niñita, fue Carabineros quien la llevó en una patrulla hacia el nosocomio local en estado de shock para constatar lesiones y darle contención.

Grosso modo, la información fue confirmada por el mayor Iván Ulloa, jefe de la 6ª Comisaría de Carabineros de la ciudad puerto, quien corroboró que el imputado mantenía rastros de sangre y que tanto la mujer como la niñita clamaron por ayuda cuando efectivos de su dependencia ingresaron a la vivienda.

Además, la afectada de 43 años tenía diversas lesiones en varias partes del cuerpo producto de lo que sería una golpiza sostenida, sumándose laceraciones y heridas que habrían sido provocadas por un arma cortopunzante.

En el parte policial se menciona que el sujeto le habría cercenado la oreja izquierda a la afectada, y que en el sitio del suceso había profusa sangre. Presuntamente, el delincuente le cortó el pabellón auricular rebanándoselo.

Las primeras diligencias fueron abordadas por Carabineros quienes aislaron el sitio del suceso a la espera de las determinaciones de la Fiscalía, sumándose posteriormente detectives de la Policía de Investigaciones avanzada Quellón.

El Ministerio Público abrió una causa penal para determinar lo que pasó, aunque a priori se tipificaría un delito de femicidio íntimo, que prevé y sanciona el artículo 390 inciso 2º del Código Penal, estimando la persecutora penal que dicho ilícito se encontraría en grado de desarrollo frustrado.

En cuanto al detenido, cree que existiría una participación culpable y penada por ley en calidad de autor, por haber tomado parte en el mismo de una manera inmediata y directa, en los términos del artículo 15 n.°1 del Código Penal.

La fiscal Karyn Alegría Velis se refirió a las indagatorias detallando que «se trabajó en conjunto con funcionarios de la 6ª Comisaría de Quellón y funcionarios de la PDI avanzada [Quellón] en una denuncia efectuada por vecinos que alertaron de la ocurrencia de una agresión a una mujer».

Junto con aseverar que se constituyó personalmente en el hospital local para ver el estado de la víctima, mencionó que «se trabajó en el sitio del suceso, nos entrevistamos con la víctima, se empadronó testigos, se levantaron distintas muestras biológicas al efecto», añadió.

Para ella, en este caso, se darían los supuestos de un potencial femicidio dado que habría existido intención homicida por parte del encartado, aunque está a la espera de los informes policiales ad hoc.

«La víctima fue agredida, por su exconviviente, con golpes de pies y puños en distintas partes del cuerpo y además con un arma blanca. Producto de lo anterior, la víctima se encuenta con lesiones graves, a priori se ha señalado que tiene una fractura de cráneo, aparentemente además una fractura mandibular [y] su pabellón auricular fue cercenado», dijo.

La audiencia de control de la detención se realizó durante la tarde de este viernes, la que fue ampliada por tres días mientras se recopilan mayores antecedentes del caso y para ver la evolución de las lesiones de la mujer, quien al cierre de esta nota se encontraba internada en el centro hospitalario de la capital provincial.

«Solicité la ampliación del plazo [para la formalización] dado que existen diligencias pendientes; la víctima, por su estado de gravedad, fue trasladada al Hospital de Castro», sostuvo Alegría Velis.

Se espera que la audiencia de formalización se concrete este lunes al mediodía, la que se realizaría —por ahora— vía Zoom. El sujeto tiene varios antecedentes policiales, siendo una de sus últimas sentencias el 30 de noviembre de 2021, cuando se le encontró culpable de seis delitos (cuatro vinculados a lesiones leves, menos graves o graves), y por la cual recibió penas de multas en cinco de ellas y una de 61 días de presidio menor en su grado mínimo por la de lesiones graves.

Se espera anexar a los antecedentes de la carpeta investigativa el testimonio prestado por la pequeña hija de 7 años, además de los informes de atención de urgencia y de la ficha clínica de la afectada, y las declaraciones de potenciales testigos y vecinos de calle Ignacio Carrera Pinto.

Seguir Leyendo

Quellón

Quellón: ebrio reincidente chocó taxi y dejó 5 heridos, uno de mediana gravedad

Publicado

el

QUELLÓN (La Opinión de Chiloé) — Con medidas cautelares menos gravosas terminó un sujeto sindicado como presunto responsable de un violento accidente de tránsito registrado la madrugada del sábado en la ciudad de Quellón, y que dejó varios heridos de diversa consideración, uno de ellos de moderada gravedad.

De acuerdo a información judicial que tuvo a la vista La Opinión de Chiloé, las alarmas de emergencia se activaron alrededor de las 04.10 horas de la madrugada del día en comento cuando, por causas que serán objeto de indagatorias, un taxi informal con cinco ocupantes en su interior colisionó violentamente con otro móvil, a pasos del cuartel de la 6ª Comisaría de Carabineros de la ciudad puerto.

El siniestro vial se registró a la altura de la intersección de Avenida Juan Ladrillero con calle Agustín Gómez Garcia, indicándose que todo habría ocurrido cuando el vehículo menor conducido por Carlos Alfredo Caipa Salas (25 años), en evidente estado de ebriedad, presuntamente no respetó el derecho de paso preferente del taxi, impactándolo a alta energía.

Voluntarios del Cuerpo de Bomberos de Quellón fueron despachados al lugar para prestar auxilio a las víctimas, sumándose una ambulancia del Servicio de Atención Médica de Urgencia (Samu) y otra del Hospital local, al que se añadieron funcionarios de Carabineros.

La principal hipótesis que se comenzó a trabajar por parte de los peritos respecto a la causa basal de este siniestro vial indicaba que Caipa Salas habría realizado una maniobra imprudente producto de una alta ingesta alcohólica, y que se trataría de un delincuente reincidente por otro ilícito similar.

Personal policial verificó en terreno que el aludido presentaba fuerte hálito alcohólico, rostro congestionado, incoherencia al hablar, inestabilidad al caminar, ojos enrojecidos y somnolientos, consistentes con una persona que estaba imposibilitada para conducir por estar en manifiesto estado de ebriedad.

Adicionalmente, funcionarios de Carabineros de Quellón constataron que el 23 de agosto de 2021, y por orden judicial del Juzgado de Letras, Garantía y Familia de Quellón, se le había suspendido durante dos años su licencia de conducir tras ser sentenciado como autor en grado de consumado del delito de conducción de vehículo motorizado en estado de ebriedad causando daños, descrito y sancionado en el artículo 196 inciso 1° a la Ley 18.290; además, recibió una breve suspensiòn de 20 días como autor de un delito no dar cuenta de accidente de tránsito, descrito y sancionado en el artículo 195 inciso 1° a la Ley 18.290, perpetrado en la ciudad puerto el día 19 de agosto de 2020.

Luego, además de la suspensiòn de su licencia hasta el 2023, el juez José Milanca Sánchez lo sentenció a 41 dias de prisión en su grado máximo por el primer delito, sustituyéndose la pena privativa de libertad por la de remisión condicional por el plazo de un año.

Ahora bien, en este nuevo accidente ocurrido en pleno centro de Quellón, Carabineros le practicó el intoxilyzer el que terminó por arrojar como resultado 1,37 gramos de alcohol por litro de sangre, quedando en calidad de detenido.

Lo curioso de todo es que el conductor del taxi, identificado como W.O.A.O. (22 años), trasladaba a cuatro amigos que habían salido a un recinto nocturno de Punta de Lapas, y quienes decidiendo no manejar para evitar cualquier accidente. A pesar de ello, fueron víctimas de otro ebrio, y que además era reincidente.

Carabineros que abordaron inicialmente el procedimiento tomaron contacto con el fiscal de turno, quien solicitó la concurrencia de personal de la Sección de Investigación de Accidentes en el Tránsito de la Prefectura Chiloé para que determinaran las circunstancias detrás de lo que pasó.

La capitana de dicha unidad, María Fernanda Aspe, se refirió a las labores que llevaron adelante en el centro de Quellón, detallando que todo «el accidente se genera en una maniobra de viraje, donde no se respeta el derecho preferente de paso, colisionando dos vehículos».

El chofer del taxi habría sido el que sufrió el mayor impacto del choque, siendo estabilizado y trasladado hacia un recinto asistencial con lesiones de moderada gravedad. Los otros ocupantes, sufrieron diversas contusiones menores.

El imputado fue formalizado como presunto autor en grado de consumado del delito de conducción en estado de ebriedad con resultado de daños y lesiones de mediana gravedad, y con sanción vigente de licencia suspendida, previsto y sancionado en el artículo 110 en relación al artículo 196 inciso 1° y 209 inciso 2°, todos de la ley 18.290.

Acá se configuraría la circunstancia agravatoria de responsabilidad penal, prevista en el artículo 209 inciso 2° de la Ley 18290, esto es, que el imputado conducía con su licencia de conducir suspendida, lo cual implica, directamente, el aumento de un grado en la posible pena que enfrentaría.

La juez interina Claudia Villa Esperguel fijó un plazo de investigación de 70 días y se fijó como medida cautelar la privación parcial de libertad del requerido en su propio domicilio, entre las 22.00 horas y las 06.00 horas del día siguiente.

Hay que recordar que cuando a un conductor, por primera vez, se le sorprende conduciendo en estado de ebriedad, de acuerdo al artículo 196 inciso 1°, ya citado, se le debiera imponer una pena de suspensión de su licencia para conducir vehículos motorizados por el lapso de dos años. Esta sanción aumenta a cinco años cuando es sorprendido por segunda vez. En el caso de una tercera ocasión, se procede a la cancelación de la licencia para siempre, independiente si existen o no daños o lesiones.

Lo anterior cambia en el caso de aquellos delincuentes que provocaren lesiones graves o menos graves dado que la prohibición a perpetuidad de volver a conducir generalmente se impone cuando es sorprendido en una segunda ocasión.

fuente: La Opinión de Chiloé.

Seguir Leyendo

Lo + Visto